Usted está aquí

#MiraLoQuePasa: GEA Transforma

En el colegio Andrés Bello, los niños que muestran complicaciones de adaptación disciplinaria son vinculados al PROYECTO GEA, una huerta ubicada en el solar del colegio dónde gracias a la siembra y el cuidado de las plantas logran canalizan su energía y mejorar su rendimiento en el colegio.

Este proyecto es liderado por el coordinador de disciplina, Joaquín Ruiz, quién considera que la educación punitiva es discriminatoria con los estudiantes que no logran adaptarse a las reglas del colegio, alejando a estos chicos de los demás sin profundizar en los problemas que pueden llegar a tener para comportarse de forma agresiva o desinteresada en las clases.

En EL PROYECTO GEA se convive en un ambiente de trabajo en equipo, autonomía, juego, respeto y tolerancia, lo que permite que los niños y niñas se integren nuevamente de forma amable al entorno académico y a sus compañeros. Los chicos siembran, riegan las plantas, cultivan lombrices (lombricultura), haciéndose responsables de otros seres vivos, aprendiendo conceptos básicos de agricultura y biología pero sobre todo pasando un buen rato entre ellos y divirtiéndose.